¿Qué podemos aprender del fracaso?

Es posible que las cosas no sucedan tal y como a mí me gustaría y a eso habitualmente le llamamos fracaso, en este articulo vamos a hablar de cómo afrontar el fracaso, tanto a nivel profesional como social. Habitualmente encontramos situaciones, emociones que nos hacen un daño que nos alejan o que creemos que nos alejan de la persona que creemos ser y para eso voy a hablar de los vikingos.

Los vikingos en la batalla tenían una perspectiva distinta a la nuestra, no le tenían ningún tipo de miedo a la muerte, de hecho la muerte era una bendición, así que cuando iban a la batalla sólo podían pasar cosas buenas, porque si morían era un éxito rotundo y además decían: si no muero puedo ganar y si no gano, ni muero entonces pasará otra cosa mejor.

Y es que me estaré haciendo más fuerte y esa es la perspectiva que tenemos que adoptar nosotros frente al fracaso, encontrar aquella motivación, aquella información del fracaso, que nos haga más fuertes. El fracaso lo tenemos que vivir y plantear como distintas fases: la primera fase será la de aceptar la frustración como una sensación natural, aceptarla y no huir de la frustración. Tenemos que aceptar y vivir la frustración pero no podemos quedarnos ahí, tenemos que contestarnos y hay estarán las siguientes fases.

La segunda fase es entender, que el fracaso entendido como que las cosas no sean como a mí me gustaría, es algo inexorable a la vida humana, las cosas no tienen por qué ser como nos gustaría, así que si es algo que forma parte de lo natural, tendremos que aceptarlo, como ese presupuesto que no lo aceptan, esa chica que parece que no le gustamos, ese partido de fútbol que perdemos, esa batalla vikinga contra los soldados. Y todo eso tiene unos porqués y esos porqués no tienen por qué ser perjudiciales para nosotros y ahí entraré a la tercera fase.

Hacer una lectura de por qué las cosas no han sido como a mí me gustaría y ahí es donde nace el crecimiento. El fracaso que las cosas no sean como no me gustaría, pueden hacerme crecer, seguramente presupuesto no lo supe comunicar, es posible que esa chica le haya intentado gustar más de la cuenta y no he intentado conocerla realmente. Es decir cada situación de nuestra vida nos está dando información sobre nosotros, habrá veces que el fracaso no dependerá de nosotros y eso también es inteligente.

Entenderlos es la cuarta fase, aceptar que quizá el fracaso no haya estado en mis manos, esa lectura ese crecimiento, esa mejora de cada situación es nuestro aprendizaje de esta semana.